9 pasos para resolver procesos de negocio lentos

Escrito por Connie Vargas

bpm-procesos-lentos-trycore-2018

Mejora tus procesos de negocio lentos

Tú permanencia en el mercado te exige que estés en mejora constante. Cuando obtienes y analizas lo necesario para llevar a cabo procesos rápidos y de calidad, sigues en el campo de juego.

Si tu interés está enfocado en mejorar procesos lentos, para convertirlos en eficaces y eficientes; brindando valor a lo que estas ofreciendo al mercado, esto es para ti.

Antes, ¿sabías que en la actualidad existe una norma ISO 9001:2000 que obliga a documentar y mejorar procesos para que asegures a tu usuario final la calidad que requiere y demanda el mercado? Luego ampliaremos esta información, pero ten en cuenta que esto es importante e indispensable para una evolución en tu organización.

Cuando quieres mejorar tus procesos, debes tener claro que esta te sugiere que actúes:

  1. La atención prestada a tus clientes en el proceso, en la que puedes reducir la variabilidad en ello.
  2. Valor añadido
  3. Uso de recursos. Reduce in eficiencias y/o desperdicios.

Evalúa tus procesos de negocio con estos pasos:

Si ya conoces tú negocio, debes saltarte este mini paso, sin embargo, es importante que tengas en cuenta el objetivo que quieres alcanzar y cómo lo has estado ejecutando durante este tiempo. Es imprescindible para que puedas seguir con el siguiente. Así que, si no lo conoces, cuestiona mucho las dos variables anteriores, te facilitarán la mejora constante de tus procesos de negocio.

Pasos que debes realizar

  1. Identifica los procesos claves que definen el Core de tu empresa
  2. Evalúa las alternativas para los procesos que deseas mejorar
  3. Cuestiona e identifica cuales son las causas de un proceso lento, qué ha sido deficiente y qué ha sido próspero.
  4. Reconoce las necesidades de tus clientes
  5. Documenta los inicios y finales de cada proceso mediante diagramas de flujo
  6. Siempre mide tus resultados y toma decisiones frente a ello.
  7. Nunca dejes de mejorar. Estar en constante aprendizaje y cambio propone una amplia gama de beneficios para la empresa.
  8. Vuelve a medir tus resultados, es indispensable estar identificando qué está funcionando. Cuando algo no funciona y no lo estás monitorizando, es probable que el resultado no sea el que quieras.
  9. Mantén los procesos que mejoraste y te rindieron frutos. Ten en cuenta así las mejoras que lograste en ellos se implantan similares para obtener mayores resultados

Te estarás preguntando… ¿qué debo mejorar?

Las mejoras deben estar encaminadas a calidad, costes y tiempos:

  • Las mejoras deben estar encaminadas a calidad, costes y tiempos: si lo haces en términos de rapidez, debes mejorar el tiempo en el que se ejecuta el ciclo. De aquí nace algo muy importante. Cuando mejoras este, lo haces incluso en el coste, pues al disminuir la duración del proceso, permites suprimir o reducir tareas. Así mejorará la calidad porque el usuario final o cliente recibirá un producto o servicio a medida, fresco y superando expectativas

Si quieres lograrlo ten en cuenta:

  1. Elimina puntos de estancamiento y acumulación en tus procesos. Debemos analizar si eliminamos o reducirlos, pues esto impide que la ejecución
  2. Reduce las actividades con secuencias en paralelo, por otras en serie. Las primeras te brindan mayor fiabilidad si un operario se para y la otra puede seguir funcionando. Sin embargo, las de serie requieren mucho menos tiempo entre unidad y unidad que puedes aprovechar para agilizar tus procesos.
  3. Minimiza el número de caminos múltiples, más bien, promueve que no existan interferencias en el desarrollo de los procesos.

Si quieres mejorar procesos en cuanto a coste, debes sacarle el jugo a los recursos, para que te permitas lograr lo mismo con menos recursos.

Considera estas acciones:

  1. Elimina duplicidad en etapas y tareas
  2. Lleva tu esfuerzo a aumentar el valor añadido de lo que ofreces
  3. Simplifica procesos permitiendo que sean más racionales.
  4. Identifica los cuellos de botella y resuélvelos, adaptando todo el proceso

No olvides tener en cuenta:

  • Eliminar actividades que cuestan, pero no son relevantes
  • Lo que añade valor solo a la empresa redúcelas, pues no son relevantes para el mercado.
  • Lo que añade valor al cliente auméntalo, mejora su eficiencia con mismos recursos.

Elimina o reduce estos procesos:

  • Producir más de lo necesario
  • Tiempos de espera de productos y/u operarios
  • Movilidad
  • Procesos inapropiados para solucionar tareas complejas
  • Acumulación de productos o trabajos

Si quieres mejorar en tú calidad enfócate a eliminar los posibles fallos que inicialmente puedas identificar. Puedes hacerlo a través de técnicas a pruebas de errores o detectarlos automáticamente antes de que continúe su progreso. Si continua de forma incorrecta por la línea de producción consumirá recursos que no serán soportados en el mercado, ni tendrán el ROI que quieres obtener. Así que debes identificar qué te está llevando a una operación lenta y de poca calidad.

¿Estás listo para empezar a agilizar tus procesos de negocio?

2018-11-08T14:11:01+00:00
Hola. Utilizamos cookies y otros servicios de analítica web que nos permite recoger información para mejorar tu experiencia en nuestro portal web. Políticas de privacidad Ok